Antecedentes o casi, casi

Últimamente estoy percibiendo un cambio en mí, no sé si es parte de una colonización vírica de mi organismo, un cambio hormonal, el agua…pero cada día que pasa es más notorio. Llegué aquí con mi castellano, un poquito propio pero nativo y chapurreando el inglés a la manera intermedio, que quiere decir que, en España por mucho que le das, no avanzas.

Pues bien, los primeros días noté que cuando hablaba en mi confortable español me cambiaba el acento, no sé, era como si no fuera mi voz …un poco entre cantando y con comida en los dientes, o más bien terminando las frases como algo empalagosillo. En fin como que no terminas de soltar las frases…

La verdad es que como aquí todo el mundo habla raro, tampoco se notaba demasiado, así que lo dejé pasar. Pero entonces noté que mi inglés, perdía gramática a chorros, empezaba a ser algo así como de manual de supervivencia, y hoy al levantarme de la cama, he sido consciente por fin, de que ya no sé ni hablar, ni uno ni otro, ahora hablo tipo manual del Ikea. Espero que el próximo paso no sea perder el lenguaje escrito.

En fin, estábamos en los antecedentes…ya teníamos la casa, ahora solo había que pagarla. Así que en un principio decidimos alquilar la casa, el coche, y todo lo que nos dejaran y lo que no venderlo, como fuera.

Primero me puse a estudiar como era eso de los alquileres, y cuando ya había encontrado varias incognitas legales y no encontraba en ningún organismo público quien me las resolviera, Julio me explicó que quizá era mejor primero alquilar algo y ya con más tiempo podíamos intentar cambiar la legislación.

Puse un anuncio precioso, de esos que tardas horas en hacer cada foto, días en seleccionar las fotos, y meses en diseñar el texto de díez líneas. Por fin le das a publicar y te decides a borrar el resto de las fotos, y todos los borradores del texto. Entonces envías tu obra para regodearte a tus grupos más allegados, incluidos los del trabajo. A los cinco minutos empiezas a recibir WhatsApp en un grupo, (siempre familiar), en el que te indican pequeños detalles tipo: “Oye maja, podías haberte puesto una bata o al menos ten más cuidado con los espejos” o ese de “te has pasado con los ceros”. Comentarios a los que normalmente le siguen una lista interminable de reproches cíclicos que rápidamente aporta tu madre, y si no tu hermana…. y al final resulta que no les gusta ni la casa.

Total, que el anuncio ya esta puesto, y tú que llevas años encurtida con el ámbito familiar, sigues manteniendo las esperanzas de que alguien se meta, lo lea, te lo alabe todo y de paso alquile lo que sea. Así que el primer día te metes cada diez minutos, el segundo cada media hora y el cuarto ya se ha puesto el niño malo y te pasas la tarde en urgencias.

Unos meses más tarde te llega el primer interesado. ¡Y tanto que interesado! Lo primero que te pide es bajar el precio o incluir los gastos…y entonces es cuando ves que aunque desaparecen los ceros por un lado, te siguen aumentando por el lado menos favorable.

Finalmente aceptarías lo que te dieran, aunque sea un alquiler por la mitad de tiempo, la mitad de dinero y fechas desencajadas. Pero aunque dices que sí a todo, nunca se cierra… Pero oye, tu anuncio es la caña.

Y ahí te ves de pronto, por si las moscas vaciando la casa, seleccionando, abandonando y trasportando cajas a toda prisa, (a tu trastero, al de tu madre, al de tu suegra…todo vale). Limpiando como una posesa mientras compulsivamente crees oír a tu madre y cuando por fin terminas, como no, los pintores te aparecen el último día prometiendo ser don limpio…y te vuelves a ver limpiando mientras se te suben todos los gases invernadero.

Pero por fin, , y esa satisfacción no te la quita nadie, tú lo tienes todo preparadito, la casita como nueva y la satisfacción del trabajo bien hecho que no te la quita ni darte cuenta que no recuerdas donde pusiste aquella lista, en la que apuntaste compulsivamente donde llevabas cada caja y que contenía.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s