Atendiendo clases en Harvard

Estoy aprovechando Harvard para auditar alguna clase. De momento solo he cogido una por pura cobardía ante mis problemas derivados del cambio de idioma. Se trata de una asignatura que vendría a llamarse “el Liderazgo en el seno de la historia” y la escogí precisamente por ser una clase de obligada lectura y escritura periódicas. Pensé que si no aprendía inglés con eso…malamente.

El profesor como todo intelectual de corte seco que se precie sufre una profunda repugnancia hacia mí. No sé por que es, pero me calan, la prueba es que todavía estoy esperando a que me dé permiso para auditar sus clases, y además cada vez que me ve se pone como demasiado indiferente.

Conozco esa arma porque yo la utilizo mucho, cuando no estoy segura de poder vencer algo…lo ignoro, como si no lo viera aunque me toque la punta de la nariz, siempre consigo desviar la vista hacia otro lugar y sigo ignorándolo. Es una técnica muy difícil de dominar pero certera, consigues que la persona desaparezca de tu vida, o al menos que se vaya en dirección contraria cuando te ve.

Yo a este hombre le vi venir el primer día de clase. Era serio y cultivado. Nos hizo hablar y presentarnos a todos. Está claro que buscaba enemigos. Nos hacía a todos una evaluación intelectual espontánea. Entonces me vio. Una mujer con el pelo como electrizado, que apenas sabía hablar el idioma, y a la que no se le ocurrió decir otra cosa que había asistido a su clase por si le entendía. Está claro que a su radar le saltaban chispas. Todavía recuerdo su cara de repulsión, fue fugaz, hasta que consiguió volver a someter sus músculos faciales, pero muy intensa. Era como si de pronto hubiera visto a un alumno deleitarse llenándose la boca de sus propias mucosas, o de las de su compañero… Algo así.

A partir de ese momento, comenzó a practicar la táctica de la indiferencia. Y es muy bueno. Se ve que ha tenido muy buenos maestros. Cuando estamos en clase y saca a la gente hablar sobre un tema, es verme a mí con la mano levantada, se pone tenso fija la mirada y “zummmm” barrido visual al suelo hasta que consigue evitar mi sitio y sigue preguntando a una distancia considerable. De momento, todos quieren sentarse a mi lado, así ni les pregunta ni les vé, pero veremos cuando este próxima la evaluación, me temo que me voy a quedar más sola que la una.

Por lo pronto en esa clase intento no hablar con nadie, no ya porque no les entiendo, que también, pero más bien por no bajarles la nota. Además confieso que  cada semana con un puntillo de sadismo, le reenvió el mail para que me acepte a su clase…Es que se me ha metido entre ceja y ceja conseguir vencerle y que por un momento no pueda ignorarme. A ver quién es aquí el líder.

Pero lo cierto es que en su clase me desdibujo. Es un fenómeno extraño. De pronto empieza a presentarnos realidades tan diferentes, inmensas de intensidad, en las que las personas reaccionan y luchan, identificando su propio papel en esta vida. Y entonces me doy cuenta de que estoy perdidilla, soy un granito de arena… ¿Pero de qué?

Veo a esas mujeres luchando por el sufragio en Inglaterra y Estados Unidos, arriesgando su vida con terribles huelgas de hambre ¿Y para qué? Para que yo pueda votar, casi nada. ¿Y yo que hago con mi voto? Me refugio en lo cotidiano.

Conozco mujeres en España, que pertenecen a esta clase de Juanas de Arco, son admirables, dignas de ser amadas, y encuentran mil luchas cada día por hacer del mundo un lugar mejor, pero yo no logro involucrarme, doy gracias al menos de no caer en la falacia de despreciarlas, las admiro y las sigo, pero aparte de la leche que tiran cada mañana mis hijos no logro empaparme de nada más.

Como os admiro Clara, Susana, Irene, Pepi….cada una en lo vuestro sois gigantes.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s