Excelente, por fin encontré mi HALLOWEEN

Creo que tengo resaca de chucherías. Ayer hasta me dolía una muela. ¿Cómo pueden los Americanos ser tan dinámicos y creativos? Empiezo a darme cuenta, que esto no va a ser sólo resaca estomacal sino también existencial. Estoy encandilada, deslumbrada, apocada, sorprendida…podría poner una lista de cien palabras. Tengo la cabeza como el estomago, colapsada de sensaciones.

¿Cómo puede esta gente crear de esta manera? De un día para otro, crean una realidad paralela y al día siguiente ya no queda nada de ella, está borrada todo desaparece…No hay en el mundo, quien pueda competir con semejante nivel de creatividad e iniciativa. Así no tienen tiempo de instalarse en la realidad. ¡Son niños! Me sorprende como pueden ser tan generosos un día, y al día siguiente venderte incluso al aire.

img_20161101_122021

Lo cierto es que yo llevaba enfrascada un mes en cavilaciones acerca de Halloween. Desde que empezó a aparecer por donde quiera que andaba. ¿Te ibas a dar un paseo en medio del bosque? ¡Pues hala! Ahí te dabas de frente con un poste  con una calabaza pintada. Las calabazas surgían a cada paso como las setas.

Todo muy comercial, sin sentido. Mi mente se esforzaba intentando ser racional, en elaborar todos los argumentos posibles en contra de la fiesta. Y lo cierto es que, a medida que se acercaba la fecha el entusiasmo parecía un artículo congelado. Ya casi me sentía una perfecta adulta.

Este fin de semana en Salem, no hizo sino empeorar la situación, me esperaba algo que no supe encontrar. No encontré el espíritu en esa fiesta. Está claro que no lo conocía, pues no sabía donde mirar para encontrarlo. El folleto informativo no hacía otra cosa que distraernos, haciéndonos mirar hacia atractivas tentativas de dispendio que no nos atraían en absoluto. Tiendas de souvenir, ferias y adultos disfrazados no hacían sino echar más frío al fuego.

Hasta ayer, el día de Halloween. El colegio Graham and Parks, (yo lo llamaría el cielo de los niños que van a Cambridge), gracias a su asociación de madres, no nos dejó perdernos en la maraña. Cómo se lo agradezco, pues nos indicó el lugar exacto que visitar.

En todas las guías, en todos los círculos, nos indicaban ir a Beacon Hill, en Boston. Lo más de lo más. Lejano. Parecía tan grandioso y atractivo como el chasco de Salem, ideal para ser estudiante, pero no para el padre de familia numerosa preocupado por volver a casa con su familia y cartera intactos. Lo marcamos en el calendario. Ya estaba todo, una actividad que calmaba las conciencias paternales. Julio no llegaría hasta tarde. Entonces llegó el mail de las mamis del cole y lo cambió todo.

El primer plan que proponían era visitar a los bomberos, ayer era su día de puertas abiertas. Total que allí quedé con otra mami amante del riesgo. Llegué primero. Rápidamente empecé a alejarme del espíritu de Halloween….

img_20161101_113453_1478014597009

Primero, no sabía como cruzar para llegar a la estación de bomberos. Era como una isla en un cruce de carreteras. Yo iba con la bici de la niña, y algo apurada con la idea de llegar tarde, con lo que no caía que había que salirse a medias del paso de cebra para llegar. Empecé a llamar convulsivamente a la otra madre. Tras conseguir dar tres vueltas interminables, gracias a los semáforos, logré darme cuenta y llegar.

Entonces me di cuenta de que todo parecía cerrado. No sabía por dónde entrar. Había llegado la primera, y a eso si que no estoy acostumbrada. Volví a llamarla por teléfono presa de la inseguridad. Ella que iba con tres niños ya debía estar mareada atendiéndoles a ellos y a mí, mientras yo con una niña ya me sentía perdida.

Por fin mi hija, (los niños siempre tan rápidos), le dio a un botón, y cuando yo ya estaba calentando la reprimenda, nos abrieron e invitaron a entrar.

Un consejo, en américa no perdáis el tiempo siendo tímidos e inseguros, no saben lo que es. En fin, que después de unos segundos disculpándome por mi existencia, por mi precariedad en el idioma, por estar allí y demás, nos dieron una bolsa enorme y maravillosa, con dos chuches y nos dejaron pasar sin más. Creo que el bombero se asustó de la importancia que le di, y huyó a toda prisa.

img_20161031_140326

Enseguida llegaron los demás, fue increíble, los niños podían tocarlo todo y montar en los camiones, sin que nadie los guiara ni vigilase, con libertad.

Bueno mis hijos, una vez tomaron confianza…Sí recibieron más atención. Se ve que el bombero pronto percibió que yo no podía ser una amenaza con semejantes compañías, e incluso se acercó un par de veces sorprendido de tener que hacerlo.

La siguiente parada en las indicaciones sugeridas por las madres del cole, era Crescent street, y hacia allí nos encaminamos con la esperanza de encontrar a otros niños de su clase para que nos imbuyeran un poco de energía, porque seguíamos aún un poco perdidas, sin saber que es lo que teníamos que hacer.

img_20161101_115710_1478015927003

En el camino, nos sorprendía los pocos signos visibles de que ese día fuera la fiesta por fin. No encontrábamos el ambiente por ninguna parte. Atacamos alguna casa con pocas esperanzas, y llegamos por fin a la calle muy desanimados. Y se hizo la luz. No tuvimos que esperar a nadie que nos indicara.

 

El espíritu de Halloween nos pudo. Aquello era impresionante. Un paraíso para los niños. Un caramelo para la curiosidad humana. Allí los dulces dejaban de tener importancia…Los americanos aprenden a ser emprendedores allí. Estoy segura. No se puede enseñar algo así en el colegio. Es Halloween, fuera miedos y fuera complejos, adiós a las vergüenzas, entra y hazte con el trofeo. Todo vale y no cuesta nada, simplemente aprende a vivir el placer de lo efímero.

Lo juro, por una noche, olvidé todas las fallas del capitalismo y comprendí por qué “terrific” significa excelente en América.

 

 

 

 

Lugares de interés en Halloween:

Crescent Street: Para niños y padres algo despistados, que desean conocer el espíritu más familiar de Halloween.

Las estaciones de bomberos: ¡Calentemos motores!, es su día de puertas abiertas

Beacon Hill: La reina calle del Sarao. Aquí si que es Halloween.

Salem: Las brujas y sus historias toman vida… mejor para jóvenes pudientes, o aficcionados a los parques de atracciones.

 

Anuncios

3 thoughts on “Excelente, por fin encontré mi HALLOWEEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s