La semana pasada estuve en el cole de mi hijo

Nunca dejará de sorprenderme los líos que puedo provocar con tan solo tener una conversación en inglés…

Resulta que hará unas semanas, fui a una especie de supermercado gratuito que ofrecen aquí en los colegios. No todos los centros escolares participan, pero es un chollo. Se supone que los supermercados donan comida al colegio, que luego este distribuye entre los padres un día específico, de dos a cuatro de la tarde.

La primera vez que tuve noticia de ello, en Octubre, confieso que cuando leí la carta que lo anunciaba, no me creí a mí misma mientras la leía. “Supermarket for free” rezaba el título. Aquello era ciencia ficción. Creo que leí el papelillo del orden de veinte veces, pero no, aquello no me entraba en la mollera, no podía ser… ¡Con lo cara que es aquí la comida!

Me convencí de que me estaban pidiendo algún tipo de donación para hacer un supermercado gratuito, y yo debido a mi escaso dominio del lenguaje no me estaba enterando bien. Para mí, eso era lo más lógico.

Cuando el día indicado, fui a recoger al niño y me encontré un montón de restos de comida, pregunté y una trabajadora del centro trató de explicarme lo que había pasado allí…Estuve a punto de darla un beso, menos mal que lo dejé para cuando tuviera más confianza, no sé que tal se lo habría tomado…

Total que la segunda vez que vi el papelillo en la carpeta de mi hijo, le reservé un hueco en la agenda y quedé con otra madre para ir juntas. Por despropósitos varios no llegamos hasta las tres, y ya estaban recogiendo… no quedaba casi nada. Esta vez nos informaron de que la gente solía ir una hora antes…(Lógico. Imagínate que pasaría en Madrid si se ponen a regalar comida en el cole, no me quiero imaginar la cola, ese día irían las familias completas a recoger a los niños ¡y encima pronto!)

Pero aquel día no nos fuimos con las manos vacías. A mi me dieron nueve cajas de tofu y una pequeña calabaza…mis amigas internacionales, sobretodo la japonesa lo agradecieron.

Aquel día había una chica cubana que al parecer trabajaba para el estado, en esto de las ayudas y de alguna manera no sé cómo nos empezó a ofrecer un montón de cosas, a mí me bailaba la cabeza, entre el estrés de llegar y el día cargado de actividades estaba agotada. Cuando salí de allí no recordaba ni la mitad de lo que habíamos hablado. Nos había ofrecido un montón de cosas y yo estaba aturullada.

La sermana pasada, el miércoles era la noche de las matemáticas, abrían el cole y ofrecían comida gratis, y los niños tenían juegos de matemáticas para hacer, tenían que ir rellenando una especie de pasaporte, sellándolo cada vez que hacían un juego. Una pasada de  verdad. Si no fuera porque iba con Elena y era un triunfo que no acabara con todos los juegos. Acabé derrotada. En fin que en medio de mis luchas estaba yo, y de repente, se me aparece la profesora de mi hijo mediano, Miss Mac.

sustoConfieso que la tengo miedo, no sé si porque ella es muy enérgica o porque tengo algún trauma del pasado, pero siempre que me saluda tengo un primer impulso de ponerme firme y hacerle un saludo militar. Creo que es porque de pequeña veía mucho la tele.

La cuestión es que ella es muy simpática, más que arrolladora, pero muy “amazing”. Total, que se me acerca y me pregunta directamente con una enorme sonrisa desafiante “Why do you want about de emigration rights?”

Si tuviera algún problema de corazón, ahí me habría dado seguro. Me quedé blanca. Encima me quedé en blanco, creo que ni podía hablar. Finalmente pude balbucir un” why?”en el momento que vi que Elena había cogido unas magdalenas, y se las estaba comiendo debajo de la mesa, justo al lado del pie del soldado que estaba ayudando con la organización del evento…

mesa

¡Yes! The other day you told to Grettel that you wanted the law about inmigration´s rights, she told me! (aquí por casi lloro), My husband works in the emigration office, she asked me about, (sus ojillos casi hacían daño), she said me that you wanted this information, but I dont understand why, what do you exactly wanted yo know ?-Yo también quería saberlo…estaba completamente en blanco, y mi mente se decantaba por seguir a Elena que seguía haciendo de las suyas debajo de la mesa…

Por lo que decía Miss Mac empecé a recordar mi conversación con la mujer del Free Supermarket… No sabía que hacer, ¡no sabía ni a que se refería! ¡Aquél día no había entendido ni un diez por ciento!¡Cómo para pedir algo!…

De pronto automáticamente me salió la cara de tonta- “Sorry I dont know, I think this day my mind…,(sonreí más para bajar un poquito más mi coeficiente intelectual), … was lost in traslation, it must be an mistake. Esa frase consiguió salvarme, aunque su mirada impertérrita se me había quedado clavada en el ojo. Finalmente me miró como si fuera la niña más desconcertante del mundo y se fue a hablar con unos niños que estaban empezando a subirse en las mesas. Era la hora irse. No sé si me atreveré a volver….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s